27 pollos de ibis eremita volando en 2018

El ibis eremita (Geronticus eremita) es una especie de ibis que sufrió un grave declive de sus poblaciones lo que la llevó a un estado de peligro crítico de extinción. De ser una especie que poblaba Europa, norte de África y oriente, su extensión se redujo drásticamente a solo Marruecos, Turquía y Siria.

Gracias a la cría en cautividad la especie pudo ser reintroducida en España, con una población estable en la provincia de Cádiz la cual cuenta con dos colonias de cría.

La Junta de Andalucía ha confirmado recientemente la nidificación de 23 parejas de Ibis eremita en la comarca de La Janda (Cádiz) y por su parte la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha concretado que según sus censos, durante 2018 han logrado volar 27 pollos, los cuales han sido anillados para poder realizar labores de seguimiento.

Un proyecto de conservación que sale adelante para una especie que perdimos y que poco a poco se recupera en España.

Un caso más de envenenamiento de especies protegidas en un coto de caza

El pasado 29 de octubre se localizaron dentro de un coto de caza los cadáveres de cuatro milanos reales (Milvus milvus), de cinco busardos ratoneros (Buteo buteo) y un aguilucho lagunero (Circus aeruginosus) en la localidad de Valmojado, en la comarca de La Sagra (Toledo).

Se confirma así un suceso más de envenenamiento masivo de fauna protegida fomentado por miembros del colectivo cinegético.

La provincia de Castilla la Mancha, donde domina ampliamente el pasatiempo de la caza, acumula una gran cantidad de sucesos de envenenamientos relacionados con la práctica de esta actividad recreativa. En los últimos tres años, en la provincia se han encontrado más de treinta milanos reales envenenados, siendo estos una pequeña cifra que solo representa una parte de los individuos que realmente habrán muerto por esta causa, debido a la dificultad del hallazgo de los animales.

La administración tanto de la provincia de Toledo como de la Comunidad Autónoma de Castilla y León está demostrando un pasotismo e ineficacia absolutos a la hora de combatir las prácticas letales por parte del colectivo cinegético sobre especies protegidas, ya que hay una falta de compromiso político hacia la persecución del veneno y de las prácticas ilegales.

Mientras tanto, el uso del veneno por parte de miembros del colectivo cinegético continúa como un atavismo mantenido desde los días del franquismo, cuando los beneficiarios de la actividad cinegética eliminaban legalmente a toda especie depredadora.

 

Los páridos emplean su olfato para detectar a sus presas

Una investigación realizada por las españolas I. Saavedra y L. Amo descubre que los páridos emplean su olfato para captar feromonas de sus presas a la hora de conseguir su alimento.

Abundan los mitos y confusión sobre el olfato de las aves: desde que los buitres huelen carne a kilómetros de distancia hasta que los paseriformes carecen del sentido del olfato, o apenas lo utilizan.

Contra ello, cada vez hay más conocimiento científico que demuestra la importancia del olfato en la vida de las aves.

Las investigadoras han demostrado que los páridos se sienten atraídos por los árboles infestados por orugas, y que el mecanismo responsable de esta atracción es el olfato Los resultados concluyen que estas aves también son capaces de interceptar las señales químicas que emiten sus presas al comunicarse intraespecíficamente.

Las científicas realizaron el estudio en un melojar (Quercus pyrenaica) con abundancia de herrerillos comunes (Cyanistes caeruleus) y carboneros comunes (Parus major). Se realizaron modelos de plastilina de las orugas de la polilla de invierno (Operophtera brumata) y se situaron en ramas de melojo. En la mitad de estas ramas colocaron también dispensadores de feromonas de las polillas y en la otra mitad no se colocó el dispensador.  Se calcularon los datos des la atracción de las aves contando el número de modelos de orugas con signos de depredación por páridos en cada rama.

El número de orugas picadas fue significativamente mayor cuando estaban cerca de un dispensador de feromonas. En 10 de los 16 árboles que tenían un dispensador de feromonas se encontraron orugas picadas por aves, mientras que sólo en 3 de los 16 árboles que carecían de feromonas se encontraron signos de ataques a las orugas de plastilina. Como resultado se concluye que mediante el olfato las aves  son capaces de detectar las feromonas que emiten sus presas.

Referencia:
Saavedr, I. & Amo, L. 2018. Insectivorous birds eavesdrop on the pheromones of their prey. Plos One. DOI: https://doi.org/10.1371/journal.pone.0190415

Matan y entierran un lince ibérico en un coto de caza

La Junta de Andalucía ha comunicado el hallazgo del cadáver de un lince ibérico (Lynx pardinus) que se encontraba enterrado en un coto de caza en Bolullos par del Condado, en Huelva.

Según el estudio realizado al cuerpo del lince por El Centro Andaluz de Diagnóstico (CAD) de la Fauna Silvestre, se ha concluido a través de la necropsia que el lince murió a causa de disparos recibidos. Un lince abatido por un usuario de un arma de caza en un coto de caza. En este caso el Seprona de la Guardia Civil ha abierto una investigación al respecto.

Debido a la gravedad de los hechos, la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de Huelva ha suspendido cautelarmente la actividad cinegética en el coto de caza ‘Las Mercedes’.

Un suceso más entre todos los que ocurren cada semana contra nuestra fauna protegida a causa de los cazadores y a los que el colectivo cinegético se obceca en considerar «casos aislados». ¿Cuántos casos aislados permanecen enterrados en terrenos de uso cinegético?.

 

Tercer oso que aparece muerto en Castilla y León en mes y medio.

Según han comunicado desde la Junta de Castilla y León, el pasado día 8 de noviembre de 2018 apareció muerto un macho adulto de oso pardo (Ursus arctos) en Celada de Roblecedo, municipio de Cervera de Pisuerga, Palencia.

Celadores, agentes medioambientales de la Junta, Seprona de la Guardia Civil, y  personal de fundaciones han sido quienes han recogido los restos del animal, que al parecer serán sometidos en los próximos días a una necropsia de dudoso resultado.

Según los datos conocidos, el cadáver apareció en una pista y cuenta con evidencias de carroñeo.

Con este es el tercer ejemplar de oso pardo que aparece muerto en Castilla y León en un período de tan solo 40 días. La consejería no ha dado a conocer los informes de estas muertes, cuyo análisis al parecer iba a realizarse en el CRAS de Valladolid según los intereses de la Junta.

Obviamente todo animal muere, y en toda población natural se suceden muertes de manera diferencial, si bien es alarmante y debe ser cuidadosamente estudiado que estas muertes tan cercanas en el tiempo ocurran en terrenos donde se permite la actividad cinegética.

 

Madrid no permitirá que ganaderos escopeteros puedan disparar a los lobos

Los ganaderos radicales antilobo de la Comunidad de Madrid han intentado conseguir que se les de via libre para que aquellos con licencia de caza puedan ejercer su ideología agrofascista y disparar al lobo (Canis lupus signatus).

Finalmente, la Comunidad de Madrid desde su Consejo de Gobierno ha decidido no permitir la actividad letal sobre el lobo.

Esta decisión llega después de que UPA Madrid pidiera que los ganaderos puedan disparar al lobo, preocupándose más de eliminar individuos de una especie protegida que de realizar un manejo de su ganado mediante el empleo de medidas preventivas. Para ello pretendían que su ideología se posicionara por encima de la ley, la cual protege a esta especie de superdepredador cuya presencia y actividad es clave para el funcionamiento de los ecosistemas y la correcta composición de las comunidades de vertebrados.

El lobo fue exterminado de la región madrileña en el siglo XX mediante la actividad de los cazadores que compartían ideología con el colectivo escopetero que pretende implantar su actividad letal sobre esta especie.

Recordemos que el lobo en la Comunidad de Madrid es una especie en fase de recolonización, con pocos ejemplares y escasos grupos reproductores que además generalmente se encuentran dentro de un espacio definido como Parque Nacional, espacio creado con el objetivo de la protección de su singular biodiversidad, dentro de la cual se encuentra el lobo y no los intereses privados de ciertos individuos.

 

La población de lobos en la Península Ibérica: frágil y poco diversa.

Una reciente investigación científica publicada por Silva et al., 2018 en Scientific Reports aporta novedad a la realidad del lobo ibérico (Canis lupus signatus).

A pesar de la capacidad de movimiento, dispersión y expansión que se debería esperar del lobo, en el caso de la Península Ibérica parece que los individuos de la especie. Según el análisis de datos obtenidos durante un periodo de 20 años y 218 individuos de lobo genéticamente estudiados, las conclusiones de este trabajo indican una cantidad muy baja de individuos dispersantes y un escaso intercambio genético entre la población de lobos ibéricos. Esto resulta en grupos geográficos muy estrechamente emparentados genéticamente. Al estudio genético se añaden datos aportados por ejemplares radiomarcados, que arrojan una muy escasa dispersión y movilidad por parte de los individuos de la población lobuna. Esta escasa dispersión y la diferenciación clara de estos grupos no responde a ningún tipo de barreras topográficas según los autores.

Referencias:
Silva, P., López-Bao, J. V., Llaneza, L., Álvares, F., Lopes, S., Blanco, J. C., Cortés, I., García, E., Palacios, V., Rio Maior, H.,  Ferrand, N. & Godinho, R. (2018). Cryptic population structure reveals low dispersal in Iberian wolves. Scientific reports, 8(1), 14108.

El dimorfismo sexual en las avutardas afecta a la competencia entre hermanos

Un nuevo estudio sobre competencia entre hermanos por el alimento proporcionado por los padres ha sido publicado en un trabajo dirigido por los hermanos Alonso, unas de las máximas autoridades en avutardas a nivel mundial.

La avutarda común (Otis tarda) suele tener un único polluelo, pero en los casos en que cría varios pollos, trabajos previos habían demostrado un mayor éxito de cría en pollos macho.

Los investigadores han estudiado el cuidado parental otorgado por la madre a los pollos en familias con dos pollos de diferente sexo, de dos pollos hembra, dos pollos macho, y un solo pollo.

Durante el estudio, los investigadores observaron que los pollos macho recibieron el doble de alimento por parte de su madre que los pollos hembra. Esto en parte se debe a que los pollos macho permanecen siempre más cerca de la madre que los pollos hembra, consiguiendo así más comida, y adicionalmente al ser más grandes pueden competir más por el alimento. Se ha comprobado que en familias con pollos de ambos sexo, los pollos macho reciben el doble de alimento por parte de sus madres que los pollos hembra. Como resultado, los pollos hembra de estas familias sufren una mayor tasa de mortandad que los machos. Estas diferencias se deben a que los machos necesitan más alimento para poder desarrollarse y se ha comprobado que en familias con un solo pollo hembra, esta no recibe menos alimento del que una hembra le proporcionaría a un único pollo macho, por lo que las madres no mostrarían preferencia por hijos de un sexo u otro.

 

Referencia:
Alonso, J. C., Martín, E., Morales, M. B., & Alonso, J. A. 2018. Sibling competition and not maternal allocation drives differential offspring feeding in a sexually size-dimorphic bird. Animal behaviour, 137, 35-44.

Radicales antilobo se manifiestan en Villar de Ciervos

El pasado sábado 22 de septiembre se reunieron diferentes colectivos antilobo convocados por el sindicato radicalizado Alianza por la Unidad del Campo UPA-COAG.

En una posición extremista, los representantes de UPA-COAG y simpatizantes demandan la muerte de la fauna salvaje, con prioridad del lobo, ante una situación según ellos descrita como»dramático momento que viven los agricultores, ganaderos, víctimas principales de los lobos, corzos, jabalís…etc, pero también el resto de población en muchos municipios rurales de nuestra región» dado que para este colectivo parece que todo lo salvaje sobra.

Estos radicales en contra del lobo y de la biodiversidad se enfrentan así a la decisión del Tribunal Superior de Justicia por la cual se paralizaba el plan cinegético del lobo al norte del Duero dado que el mismo no tenía ninguna base técnica ni científica a pesar de autodenominarse

En palabras de los representantes de UPA-COAG, estos consideran «insostenible la situación generada por la expansión descontrolada de lobos y resto de fauna salvaje» y por ello continúan clamando por la muerte del lobo.  A lo que ellos llaman «expansión descontrolada» es en realidad recolonización de territorios en los cuales fueron exterminados durante el pasado siglo, y no deja de ser triste que la simple opinión de unos radicales acientíficos tenga más oyentes que las publicaciones científicas o la más básica ecología en la que las comunidades biológicas deben estar completas.

Según UPA-COAG y en contra de todas las publicaciones científicas sobre Canis lupus de la última década, la caza y muerte de lobos es «imprescindible» como sistema de control poblacional de la especie, amparado en la legislación.

Recientemente, los sindicatos y representantes de estos ganaderos extremistas contrarios a la biodiversidad están pidiendo que los propios ganaderos con licencia de armas puedan disparar a los lobos. Aunque en palabras del representante de Unión de Campesinos Castilla y León, Jesús Manuel González Palacín, «no todos los ganaderos tienen permiso de armas y, aunque lo tengan, no están continuamente con el ganado», quizás dando a entender un mal manejo y mala praxis por parte de algunos ganaderos respecto a la prevención contra los depredadores o una forma de actividad que denota el abandono del ganado sin preocuparse por su convivencia con las especies salvajes.

No deja de resultar preocupante que habiendo ganaderos que trabajan duro conviviendo con la fauna salvaje y que han demostrado el resultado de su trabajo, unos radicales sindicalizados estén dando mala imagen hacia el sector y estén siendo escuchados para deshacer a su antojo sobre la biodiversidad de todos y contra todo conocimiento científico.

Los cambios de temperatura afectan a los parásitos en los nidos de herrerillo común

Un equipo de investigadores españoles ha experimentado con herrerillos (Cyanistes caeruleus) durante su periodo reproductor para comprobar si la temperatura puede afectar a los ectoparásitos que normalmente afectan a dicha especie.

El trabajo, dirigido por Castaño-Vázquez ha sido publicado en Journal of Avian Biology.

Los investigadores aumentaron la temperatura de las cajas nido ocupadas por herrerillos empleando telas calentadoras en la parte inferior de las cajas nido, aumentando la temperatura dentro de los nidos alrededor de tres grados, comprobando si este aumento de la temperatura afectaba a los parásitos.

La abundacia de ácaros, Dermanyussus gallinoides, y pupas de moscas, Protocalliphora azurea, se redujo considerablemente con el aumento de temperatura. Estos parásitos pueden suponer enfermedades que afecten a la supervivencia de los pollos y al éxito reproductivo de las parejas de herrerillo.

A pesar de esta reducción de parásitos, el resultado no afectó al estado de salud de los herrerillos adultos y los pollos, no produciendo ningún beneficio aparente.

Referencia:

Castaño‐Vázquez, F., Martínez, J., Merino, S., & Lozano, M. 2018. Experimental manipulation of temperature reduce ectoparasites in nests of blue tits (Cyanistes caeruleus). Journal of Avian Biology.