Europa da un ultimátum a España para que prohíba la captura de fringílidos

Europa da un ultimátum a España para que prohíba de manera general la caza de aves cantoras, adaptando su legislación a la normativa europea y que así acabe con la captura mediante trampas de cinco especies de fringílidos. La Unión Europea prohíbe la captura y retención de este tipo de aves. Amenaza con llevar a España a los tribunales si en dos meses no realiza un cambio satisfactorio al respecto. Así, Bruselas busca garantizar la conservación y proteger cinco especies de aves: el jilguero (Carduelis carduelis), el pardillo común (Linaria cannabina), el verdecillo (Serinus serinus), el pinzón común (Fringilla coelebs) y el verderón (Chloris chloris).

La Unión Europea exige a España que detenga la práctica del silvestrismo como captura de ejemplares salvajes, limitándose a la cría con ejemplares nacidos en cautividad, la cual es una alternativa satisfactoria. Europa permite excepciones a la protección rigurosa de estas especies únicamente en el caso de que no haya otra solución, si bien la cría en cautividad es una solución alternativa acorde a la conservación.

Las asociaciones y practicantes de este hobby alegan la tradición para escapar de la ley y continuar con su actividad a costa de las poblaciones salvajes. Si bien, puede que la presión europea obligue a España a dar un paso hacia el futuro y la conservación.

Ejemplar de lobo ibérico

Cazadores advierten del daño por suspender la caza del lobo empleando su opinión propia

Cazadores y ganaderos han advertido del «grave perjuicio» que supondrá la medida cautelar adoptada por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León de paralizar la caza del lobo al norte del Duero.

A través de un comunicado, como informa EFE, la Federación de Caza de Castilla y León traslada su indignación contra las medidas para la conservación de la especie. Para la agrupación de cazadores «es difícil de entender que no se considere al menos igual de irreparable y de mucho mayor calado el perjuicio que supone la suspensión de la caza del lobo para el interés general», recalcando la importancia de su actividad sobre la conservación del patrimonio natural.

«La mayoría de los ciudadanos, que no tiene conocimiento de la especie más que por los documentales o por las informaciones parciales y sectarias de estos grupos animalistas radicales, puede caer en el error de pensar que las poblaciones de lobo están en recesión en Castilla y León cuando no es así», han sentenciado desde la Federación de Caza de la Comunidad, haciendo un alarde de ciencia propia y conocimiento único y especializado de la especie.

Han recordado el «estudio científico que ha fundamentado el aprovechamiento del lobo en la región demuestra que se mantienen estables sus manadas y en algunas zonas se encuentra en expansión” refiriéndose al censo por encargo de la administración y olvidando que no existen publicaciones científicas al respecto.

La Federación ha alertado de que esa suspensión de la caza, «de mantenerse en el tiempo, provocaría un brusco repunte y un grave desequilibrio en las poblaciones de lobo en el medio natural», dado que consideran que este depredador social apical puede tener desequilibrio en sus poblaciones, obviando todo conocimiento científico respecto a la especie con el cual se cuenta en la actualidad

Los cazadores han trasladado su apoyo a las asociaciones agro-ganaderas extremistas radicales en la defensa de sus intereses privados y han advertido de que «no hay recetas mágicas para resolver el problema de la convivencia del hombre y el lobo si no es a través de un aprovechamiento cinegético ordenado»,  es decir, solo ellos deben gestionar al lobo de manera letal.

Por ello, «y para evitar este perjuicio irreparable que los tribunales ignoran, instamos a la Junta de Castilla y León a resolver esta situación a la mayor brevedad adaptando la regulación sobre el lobo al ya modificado Decreto que regula la conservación de las especies cinegéticas», en un movimiento contra todo lo que han aportado los científicos en la conservación del lobo.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León paraliza la caza del lobo al norte del Duero haciendo caso a la ciencia.

Los científicos consiguen que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León paralice la caza del lobo en Castilla y León.

Concretamente, a petición de la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (Ascel) quienes a base de datos científicos y a través de un Recurso Contencioso-Administrativo han conseguido que se aplique la medida cautelar solicitada: suspender la Resolución de 29 de julio de 2016 dictada por la Dirección General del Medio Natural, por la que se aprobaba el plan de aprovechamientos comarcales del lobo en terrenos cinegéticos situados al norte del Río Duero en Castilla y León, para las temporadas 2016/2017, 2017/2018 y 2018/2019.

El auto del TSJ paraliza este aprovechamiento cinegético sobre el lobo en las temporadas 2016/2017, 2017/2018 y 2018/2019. Si bien, las muertes de lobos ya se han sucedido en 2016,2017 y 2018 y esta suspensión solo afecta en la práctica a la temporada 2018/2019. Aún así, supone un precedente porque por primera vez una medida como esta tendrá efecto real en la población de lobos, buscando la conservación de la especie.

El tribunal considera que según lo expuesto por ASCEL la anulación se debe a que no cabe considerar al lobo como especie cinegética, porque para ello debe quedar demostrado que se garantiza el estatus de la población, y su distribución geográfica, algo que no ha hecho la Junta de Castilla y León, provincia donde no deja de caer el número de individuos. El Tribunal considera también que estos aprovechamientos cinegéticos pueden ocasionar perjuicios de difícil reparación para la especie.

Esta sentencia pone de manifiesto la pésima gestión de la biodiversidad que se está llevando a cabo por parte de los responsables de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, quienes actúan contra los criterios de conservación y conocimientos científicos de la actualidad. Desde ASCEL piden la dimisión y el cese inmediato del Consejero de Medio Ambiente.

El Seprona rescata a una zorra que un cazador de Cangas retenía para entrenar a sus perros de caza

Un vecino de Cangas ha sido denunciado por la patrulla del Seprona al poder incurrir una grave infracción al tener un animal autóctono salvaje en cautividad. Se trata de un ejemplar de zorro rojo que el hombre capturó y según cuenta El Diario de Pontevedra, mantenía en cautividad para entrenar a sus perros de caza.

Ante este hecho, el Seprona procedió a incautar el animal, el cual se encontraba en lamentables condiciones atado con una cadena. El animal recuperado ha sido trasladado al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Cotorredondo.

La guardia civil ha denunciado al cazador como presunto autor de una infracción contra la Ley de Patrimonio Natural y  de la Biosiversidad. No hay costancia del castigo que pueda recibir, si le será prohibida la actividad de la caza o la relacionada con animales ya que la pena puede derivar en una simple sanción económica.

 

El Partido Popular no sabe lo que es una especie exótica invasora

El PP de Aragón pide que el lobo sea declarado especie exótica invasora para expulsarlo del territorio. Tras constatar la presencia reciente de un ejemplar de lobo en Los Monegros, el PP ha firmado una petición en Las Cortes para incluir a la especie en el listado de invasoras y declarar » a los especímenes de lobo hallados en territorio aragonés» como especie exótica invasora, posicionándose del lado de colectivos radicales que no quieren contar con la presencia del cánido.

Lo que parece es que los miembros del Partido Popular de Aragón no saben es lo que es una especie exótica e invasora. Mientras por otro lado su partido defiende a las especies catalogadas como invasoras y que nunca habían formado parte de la fauna ibérica hasta que fueron traídas por el hombre (como el arruí), ahora deciden en un alarde de ciencia propia el declarar exótico e invasor al lobo.

Quizá los señores del PP deberían recordar que el lobo fue exterminado en el siglo XX durante la dictadura franquista hace medio siglo. Que el lobo es una especie que ocupaba toda Europa y cuyas poblaciones contaban con un continuo intercambio de individuos. Quizás deberían informarse un poco y aprender que el lobo es una especie que ha estado presente en el territorio peninsular desde hace 800.000 años.
Será eso, que los señores del PP en lugar de venderse a cazar los votos de los lobbys radicales antilobo deberían sentarse a estudiar y aprender lo que es una especie exótica invasora.

Desaparecen las chovas piquirrojas de Monfragüe

La chova piquirroja es una especie de córvido diferenciada por su característico pico fino y rojo. En España, sus poblaciones son dispersas y están distribuidas por cortados rocosos, zonas montañosas y acantilados. Uno de los lugares que ha contado con la presencia de esta conspicua especie ha sido el castillo de Monfragüe, si bien no gozaba con gran número de ejemplares.

La población se había visto reducida a una única pareja que se asentaba en el castillo de Monfragüe y se había convertido en fruto de admiración de los aficionados a la ornitología. El pasado año 2017 las citas de esta especie en Monfragüe fueron escasas y esporádicas. Al parecer, 2018 ha comenzado sin chovas piquirrojas en Monfragüe.

Presencia de lince en la Comunidad de Madrid

Hace ya más de 10 años que la posible presencia de lince en la Comunidad de Madrid generó polémicas a la hora de realizar infraestructuras, dando la administración por extinguida a la especie en dicha comunidad autónoma.

Actualmente, un estudio realizado desde la Universidad Complutense de Madrid (UCM) constata la presencia de lince ibérico en la zona oeste de la región, al haberse hallado ADN de dicha especie en 46 excrementos de los 88 muestreados. Este estudio se realizó desde 2015 al iniciar un alumno su trabajo fin de master y ha sido dirigido por el profesor Germán Alonso. Para el trabajo se recogieron muestras en diferentes territorios comprendidos entre las carreteras A1 y A4.

Los análisis de ADN han sido corroborados por dos laboratorios externos a la Universidad Complutense.

Como conclusión del estudio se ha confirmado la presencia estable de la especie en la región oeste de la Comunidad de Madrid y se recalca que es un animal acostumbrado a la actividad humana y las infraestructuras.