El urogallo está desapareciendo de Asturias.

Fotografía: Julien Salmon (1904)

La desaparición del urogallo en Asturias es inevitable según técnicos del Principado de Asturias. Ya hace unos días, Fernando Lastra,consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Principado de Asturias,  aceptaba que el proyecto Life Urogallo no ha dado buenos resultados y advertía que posiblemente la especie quizás se encuentre en un  serio proceso de extinción. Tras un proyecto LIFE de 6 años llevado a cabo entre 2010 y 2016 y una inversión de 6 millones de euros, ni el dinero ni la inversión técnica han conseguido ayudar a la conservación de la especie.

El proyecto LIFE y sus resultados han sido duramente criticados por científicos (Rodríguez-Muñoz et al., 2017) y colectivos conservacionistas. Tras la cuantiosa cantidad monetaria aportada  para el proyecto, responsables y administraciones poco han hecho para solventar los problemas que han agravado la situación del urogallo, una especie que ha llegado a este punto crítico debido a la caza, la cual mermó sus poblaciones antes de prohibirse en los años 70 del pasado siglo (Rodríguez-Muñoz et al. 2015).

En esta última década en la que la especie ha gozado de protección estricta y de dicho proyecto de conservación, las administraciones pertinentes no han tomado las medidas necesarias para preservar su estabilidad. El hábitat del urogallo ha continuado viéndose afectado y no se ha procurado el conectar las masas forestales ni se ha hecho nada para evitar las actividades antrópicas negativas para la especie, dando prioridad al uso y disfrute humano dentro de los espacios protegidos.

En esta situación demencial, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha decidido sus propias medidas a tomar para gestionar al urogallo tras los fracasos ya sufridos. La primera de ellas es el continuar con la cría en cautividad, cuando esta misma ha sido declarada inviable en la situación actual por expertos en urogallo (Rodríguez-Muñoz et al., 2017) y a pesar de que el centro de cría no funciona correctamente como afirma el veterinario del centro, Ramón Balsera, al asumir que los resultados no son buenos. La otra medida de gestión por parte del Ministerio consiste en el exterminio de especies depredadoras, una medida no probada científicamente y que ha molestado a los científicos presentes en las jornadas técnicas del urogallo. Aún así, representantes del ministerio han confirmado que ya han empezado a desarrollar esta actividad letal contra los depredadores naturales.

Referencias:

Rodriguez-Muñoz, R., Rodríguez del Valle, C., Bañuelos, M.J. y Mirol, P. 2015. Revealing the consequences of male-biased trophy hunting on the maintenance of genetic variation. Conservation Genetics. Doi: 10.1007/s10592-015-0747

Rodríguez – Muñoz, R., Bañuelos, M. J., Blanco – Fontao, B.,  González, M.A. & Quevedo, M. 2017. A reply on the 10 main results of the LIFE+ Cantabrian Capercaillie Project. Grouse News, 54, 10-12

Sorry! The Author has not filled his profile.
Comparte
Publicado en Blog y etiquetado , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *