La población de lobos en la Península Ibérica: frágil y poco diversa.

Fotografía: Marco Ansón

Una reciente investigación científica publicada por Silva et al., 2018 en Scientific Reports aporta novedad a la realidad del lobo ibérico (Canis lupus signatus).

A pesar de la capacidad de movimiento, dispersión y expansión que se debería esperar del lobo, en el caso de la Península Ibérica parece que los individuos de la especie. Según el análisis de datos obtenidos durante un periodo de 20 años y 218 individuos de lobo genéticamente estudiados, las conclusiones de este trabajo indican una cantidad muy baja de individuos dispersantes y un escaso intercambio genético entre la población de lobos ibéricos. Esto resulta en grupos geográficos muy estrechamente emparentados genéticamente. Al estudio genético se añaden datos aportados por ejemplares radiomarcados, que arrojan una muy escasa dispersión y movilidad por parte de los individuos de la población lobuna. Esta escasa dispersión y la diferenciación clara de estos grupos no responde a ningún tipo de barreras topográficas según los autores.

Referencias:
Silva, P., López-Bao, J. V., Llaneza, L., Álvares, F., Lopes, S., Blanco, J. C., Cortés, I., García, E., Palacios, V., Rio Maior, H.,  Ferrand, N. & Godinho, R. (2018). Cryptic population structure reveals low dispersal in Iberian wolves. Scientific reports, 8(1), 14108.

Comparte
Publicado en Noticias y etiquetado , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *