Los páridos emplean su olfato para detectar a sus presas

Fotografía: Marco Ansón

Una investigación realizada por las españolas I. Saavedra y L. Amo descubre que los páridos emplean su olfato para captar feromonas de sus presas a la hora de conseguir su alimento.

Abundan los mitos y confusión sobre el olfato de las aves: desde que los buitres huelen carne a kilómetros de distancia hasta que los paseriformes carecen del sentido del olfato, o apenas lo utilizan.

Contra ello, cada vez hay más conocimiento científico que demuestra la importancia del olfato en la vida de las aves.

Las investigadoras han demostrado que los páridos se sienten atraídos por los árboles infestados por orugas, y que el mecanismo responsable de esta atracción es el olfato Los resultados concluyen que estas aves también son capaces de interceptar las señales químicas que emiten sus presas al comunicarse intraespecíficamente.

Las científicas realizaron el estudio en un melojar (Quercus pyrenaica) con abundancia de herrerillos comunes (Cyanistes caeruleus) y carboneros comunes (Parus major). Se realizaron modelos de plastilina de las orugas de la polilla de invierno (Operophtera brumata) y se situaron en ramas de melojo. En la mitad de estas ramas colocaron también dispensadores de feromonas de las polillas y en la otra mitad no se colocó el dispensador.  Se calcularon los datos des la atracción de las aves contando el número de modelos de orugas con signos de depredación por páridos en cada rama.

El número de orugas picadas fue significativamente mayor cuando estaban cerca de un dispensador de feromonas. En 10 de los 16 árboles que tenían un dispensador de feromonas se encontraron orugas picadas por aves, mientras que sólo en 3 de los 16 árboles que carecían de feromonas se encontraron signos de ataques a las orugas de plastilina. Como resultado se concluye que mediante el olfato las aves  son capaces de detectar las feromonas que emiten sus presas.

Referencia:
Saavedr, I. & Amo, L. 2018. Insectivorous birds eavesdrop on the pheromones of their prey. Plos One. DOI: https://doi.org/10.1371/journal.pone.0190415

Comparte
Publicado en Noticias y etiquetado , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *