Radicales antilobo se manifiestan en Villar de Ciervos

El pasado sábado 22 de septiembre se reunieron diferentes colectivos antilobo convocados por el sindicato radicalizado Alianza por la Unidad del Campo UPA-COAG.

En una posición extremista, los representantes de UPA-COAG y simpatizantes demandan la muerte de la fauna salvaje, con prioridad del lobo, ante una situación según ellos descrita como”dramático momento que viven los agricultores, ganaderos, víctimas principales de los lobos, corzos, jabalís…etc, pero también el resto de población en muchos municipios rurales de nuestra región” dado que para este colectivo parece que todo lo salvaje sobra.

Estos radicales en contra del lobo y de la biodiversidad se enfrentan así a la decisión del Tribunal Superior de Justicia por la cual se paralizaba el plan cinegético del lobo al norte del Duero dado que el mismo no tenía ninguna base técnica ni científica a pesar de autodenominarse

En palabras de los representantes de UPA-COAG, estos consideran “insostenible la situación generada por la expansión descontrolada de lobos y resto de fauna salvaje” y por ello continúan clamando por la muerte del lobo.  A lo que ellos llaman “expansión descontrolada” es en realidad recolonización de territorios en los cuales fueron exterminados durante el pasado siglo, y no deja de ser triste que la simple opinión de unos radicales acientíficos tenga más oyentes que las publicaciones científicas o la más básica ecología en la que las comunidades biológicas deben estar completas.

Según UPA-COAG y en contra de todas las publicaciones científicas sobre Canis lupus de la última década, la caza y muerte de lobos es “imprescindible” como sistema de control poblacional de la especie, amparado en la legislación.

Recientemente, los sindicatos y representantes de estos ganaderos extremistas contrarios a la biodiversidad están pidiendo que los propios ganaderos con licencia de armas puedan disparar a los lobos. Aunque en palabras del representante de Unión de Campesinos Castilla y León, Jesús Manuel González Palacín, “no todos los ganaderos tienen permiso de armas y, aunque lo tengan, no están continuamente con el ganado”, quizás dando a entender un mal manejo y mala praxis por parte de algunos ganaderos respecto a la prevención contra los depredadores o una forma de actividad que denota el abandono del ganado sin preocuparse por su convivencia con las especies salvajes.

No deja de resultar preocupante que habiendo ganaderos que trabajan duro conviviendo con la fauna salvaje y que han demostrado el resultado de su trabajo, unos radicales sindicalizados estén dando mala imagen hacia el sector y estén siendo escuchados para deshacer a su antojo sobre la biodiversidad de todos y contra todo conocimiento científico.

Sorry! The Author has not filled his profile.
Comparte
Publicado en Noticias y etiquetado , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *