Un caso más de envenenamiento de especies protegidas en un coto de caza

El pasado 29 de octubre se localizaron dentro de un coto de caza los cadáveres de cuatro milanos reales (Milvus milvus), de cinco busardos ratoneros (Buteo buteo) y un aguilucho lagunero (Circus aeruginosus) en la localidad de Valmojado, en la comarca de La Sagra (Toledo).

Se confirma así un suceso más de envenenamiento masivo de fauna protegida fomentado por miembros del colectivo cinegético.

La provincia de Castilla la Mancha, donde domina ampliamente el pasatiempo de la caza, acumula una gran cantidad de sucesos de envenenamientos relacionados con la práctica de esta actividad recreativa. En los últimos tres años, en la provincia se han encontrado más de treinta milanos reales envenenados, siendo estos una pequeña cifra que solo representa una parte de los individuos que realmente habrán muerto por esta causa, debido a la dificultad del hallazgo de los animales.

La administración tanto de la provincia de Toledo como de la Comunidad Autónoma de Castilla y León está demostrando un pasotismo e ineficacia absolutos a la hora de combatir las prácticas letales por parte del colectivo cinegético sobre especies protegidas, ya que hay una falta de compromiso político hacia la persecución del veneno y de las prácticas ilegales.

Mientras tanto, el uso del veneno por parte de miembros del colectivo cinegético continúa como un atavismo mantenido desde los días del franquismo, cuando los beneficiarios de la actividad cinegética eliminaban legalmente a toda especie depredadora.

 

Comparte
Publicado en Noticias y etiquetado , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *